Cuidado Kånken

Como sabemos que quieres que tus Kånken permanezcan intactos, te damos los siguientes tips para garantizar su cuidado:
  • Para obtener esos colores realmente vibrantes, utilizamos una técnica de teñido especial. Lo que significa que existe la posibilidad de que el color se corra e incluso se pegue en la ropa, especialmente en la ropa de colores claros. Por lo tanto, te recomendamos sumergir tu Kånken en agua tibia o frotar suavemente la superficie con un cepillo suave. Debes asegurarte de que esté completamente seca (colgar en un lugar seco y no directamente al sol) antes de volver a usarla.
  • Hagas lo que hagas, no pongas tu Kånken en la lavadora. En su lugar, usa un cepillo suave o una esponja y agua tibia para limpiar la suciedad.
  • No llenes demasiado tu Kånken. Tenemos muchos tamaños diferentes, así que si quieres llenarlo, obtén un tamaño más grande. La mochila original Kånken estándar tiene un volumen de 16 litros, y aunque no tenemos un peso máximo oficial de carga, debes mantenerlo en unos pocos kilos. Para así no ejercer demasiada presión sobre las correas y los crierres.
  • Hablando de cierres, si se atasca algo en el cierre de tu Kånken, evita tirar de ella para liberarla. En su lugar, usa un poco de aceite o bálsamo labial transparente para aflojarlo. Luego, intenta abrirlo y cerrarlo con cuidado.
  • Y finalmente, no dejes tu Kånken a la luz solar directa. El color se desvanecerá. Las Kånken prefieren la sombra o la luz solar baja.